martes, 27 de abril de 2010

El reino de los sueños (Parte I)

Mis mejores amigos Ángela y Andreas tienen 15 años pero son quizás mas adelantados que yo, ambos tienen pareja y hablaban de sexo como hablar de lo que comieron ayer. Yo solo los oía, al principio me incomodaba, se podría decir que me avergonzaba pero luego me acostumbre ``tenia que aprender de alguien.´´
Mi mente que hasta ese momento estaba llena de prohibiciones y ataduras hoy estaba llena de sabiduría, a mis ojos ellos ya eran adultos.
Viven con su madre, una señora a la que yo recordaba hace algunos años como una dama muy elegante pero que ahora estaba muy descuidada, casi nunca se bañaba y usualmente vestía harapos pero era muy amable, siempre me recibía en su casa con una sonrisa y siempre trataba de ofrecerme algo de tomar o de comer pero yo siempre me negaba porque sabia que la verdad no tenia nada para ofrecerme. Su padre no vive con ellos, lo último que supe es que se fue a trabajar a Argentina cuando ellos tenían 10 años, bueno eso es lo que les dijo su madre, pero ellos no supieron mas de él.

Yo solía usualmente subir directamente hacia el cuartito de la azotea, donde Ángela y Andreas dormían, era una cuarto pequeño apenas y podías moverte además de eso era muy oscuro, tenían un foco amarillo que poco alumbraba ya que siempre oscilaba y daba un ambiente muy tétrico.

Pero un día todas esas impresiones que tenia de ellos, cambiarían radicalmente.
Estaba a punto de experimentar algo único en la vida.

1 comentario:

  1. Una entrada que te deja con la esperanza de **el próximo capítulo**. Un relato con suspense, desde luego.
    Saludos.

    ResponderEliminar